Döner kebab. Para empezar, deberíamos explicar qué significan estos términos. Kebab viene a querer decir “carne a la parrilla” y döner, por su parte, significa “que da vueltas”. Es decir, hace referencia al pincho de carne que vemos habitualmente en los kebabs y de la que ésta se filetea para ir a parar a nuestro bocata. Y aquí viene lo interesante: se consume en un pan plano tipo pita. Es decir, que el döner kebab sería un bocadillo de carne, diversos vegetales y salsas dentro de un pan de pita. Suele ser de ternera o de pollo. Nunca de cerdo. 

Dürüm kebab.  Dürüm siempre ha sonado a “duro” y nunca se acaba de asociar con el pan en el que se sirve, que no es el de pita sino uno a modo de “tortilla”, por así llamarlo, que los turcos denomina yufka. Es decir, que es la misma carne, vegetales y salsas del döner presentado en forma de ‘wrap’ o rollo. Aparte de que te guste más o menos el pan, es útil porque se come de manera más sencilla que el que se pone en pan de pita.

Lahmacum. El patito feo de los restaurantes de kebabs es este plato, que casi nunca pedimos porque, básicamente, se le llama “pizza turca”, cuando de pizza, entendida en el sentido italiano, tiene bien poco. Se trata de un pan plano que, antes de meterse al horno, se cubre con carne picada, tomates y otros vegetales. Es decir, que no suele llevar queso, por lo de que “pizza” le queda un poco lejano. Al servir se le pone un poco de limón y unas hojitas de perejil. Se puede enrolla y comer con la mano.

Shawarma. Vale, ya teníamos todo controlado. Entonces, ¿por qué ahora aparece esta palabreja? En realidad, cuando en algún restaurante encontramos el término shawarma en referencia al bocadillo de la misma carne que da vueltas en el pincho, es porque se le está llamando por su nombre árabe. Eso sí, suele ser más común que se sirva enrollado que en pan plano.

Gyros. En Grecia denomina así al mismo kebab o shawarma de otros países. La receta es básicamente la misma: la carne que se filetea del pincho vertical, se mete en un bocata con salsas y verduritas y se come con la mano. Varían dos cosas: el tipo de pan, que pese a ser plano es ligeramente diferente y se aproxima más al sándwich y la carne, ya que en Grecia se suele utilizar de cerdo, algo que nunca veríamos en un país musulmán.